Gracias por compartir algo de mi alma

Dentro de este blog hay ideas, escritos y retazos de mi alma. Un alma preguntona e inquieta.

Gracias por conocerla



Mi twitter: @tiempofuera

http://www.youtube.com/user/juankorv

Loading...

Twitter

Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 8 de febrero de 2007

Carta para mi abuela

A la memoria de María Sánchez de Villena
¡Caramba abuela que predicamento¡ Cómo te escribo ahora que no estás. Parece ilógico pero creía que eras inmortal. Cuéntame de tus andanzas por el otro plano que algunos llaman cielo o más allá. Dime si me equivoco ¿Existe un paraíso específico para cada uno de nosotros? Seguramente el tuyo es un gran jardín con muchas flores, te veo regando las matas y haciendo crucigramas. A riesgo de un regaño me pregunto por qué te fuiste ¿Estabas cansada? Me acostumbré a saberte en tu apartamento de Sarría. A decir verdad estos últimos años no te visité tanto como siempre lo hice. Recuerdas cuando manejaba bicicleta en tu patio, yo no podré borrar el sabor de tu comida y del café que preparabas. Me enseñaste a mojar el pan en café con leche, a cambiarle la letra a las canciones, a completar el crucigrama. Dios me permitió ser parte de tu universo paralelo, el lugar donde te refugiaste de este extraño mundo. Tu casa era mi escondite, allí me reconciliaba con la vida. Me diste una madre como pocas, Luisa, y me premiaste con Rafael, Eduardo y Juan Carlos, mis tíos, personas geniales por sus virtudes y defectos. Soy quien soy debido a su influencia determinante.
Durante el funeral entendí el cariño y respeto que sentían, debo escribir sienten, tus hermanos, sobrinos y la familia del abuelo por tu persona. A todos los recibiste en casa, les tendiste la mano. Mi padre también vivió en tu casa ¿Qué haces ahora? Pintas, coses o cantas. O me estás regañando porque estoy algo flojo de carnes. Abuela he tenido mucho trabajo, sé que debo hacer ejercicio y el corte de recluta no me queda bien. “Está muchísimo de gordo nené” o “deje de decir boberías nené” decías. Te confieso algo, siempre te miré como el hada madrina salida de un cuento. Hasta el 26 de julio pasado pensé que tus poderes eran más fuertes que la muerte. Desde ese día he tratado de no llorarte y no pensar en el hueco que siento en el alma. Entonces, cuando la tristeza me quiere embargar te imagino diciendo “nené deje la lloradera y haga algo útil”. Para complacerte me puse a hacer algo útil, descubrí por qué te fuiste. Como tu cuerpo estaba cansado decidiste utilizar las facultades mágicas que te fueron concedidas para darme un poco de tu amor en cada flor o árbol que vea, en cada crucigrama que llene, en cada pan mojado con café que saboree.
Descansa en paz y cuídame las matas nené, es el deseo de tu nieto mayor. Otra cosa, cuando me toque el momento de visitarte por aquellos lares me tienes listo el “con lechito” yo llevo el pan y el crucigrama

3 comentarios:

Julissa dijo...

Eres un excelente escritor y lo eres más cuando involucras tu corazón, me encanta leerte y tambien me encanta escucharte. Tienes mucho talento para la escritura así que nunca lo abandones.
Exitos!

Sabry_sis dijo...

Hola Juan.. Bueno, encontre tu blog de casualidad... y creo que voy a seguir pasando por acá de vez en cuando.. Me gusta como escribis y lo que escribis.. Espero seguir encontrando palabras como éstas... No cambies.. y Gracias!
Saludos.. Sabry (Arg)

Anónimo dijo...

Me encanto tu comentario, me hizo llorar, y a la vez recordar algunas cosas de mi abuela. Me gusto mucho lo que escribiste, muy lindo